Cómo afecta la suciedad a la seguridad de tu coche

coche sucio

¿Sabías que tener el coche sucio incrementa las posibilidades de sufrir un accidente? Continúa leyendo para saber por qué no lavar el coche con periodicidad puede afectar a tu seguridad al volante.

Como la mayoría sabemos el «alma» de cualquier coche es su motor y no se libra de la suciedad. Con el paso del tiempo el polvo, la tierra, la grasa y el aceite se van almacenando en esta pieza fundamental en cualquier coche, lo que le puede producir numerosos problemas mecánicos. De ahí que los profesionales sugieran efectuar cada cierto tiempo una limpieza del motor del coche por medio de productos de limpieza especializados.

Qué elementos debes mantener limpios para cuidar tu seguridad:

Faros

El sistema de iluminación del coche es uno de los elementos más significativos para certificar nuestra seguridad, ya que no solo incrementa la visibilidad en condiciones adversas sino que además ayuda a que el resto de conductores nos vean.

La suciedad acumulada puede estropear los plásticos exteriores y complicar el rendimiento lumínico del vehículo, por lo que lo más aconsejable es, conjuntamente con lavarlos periódicamente, ejecutar un pulido profesional de los faros para optimizar la estética y la seguridad de tu coche.

Cristales y retrovisores

Un cristal sucio disminuye la visibilidad y ayuda a que los destellos y reflejos puedan jugarte una mala pasada. También es importante indicar que en los cristales limpios se forma menos vaho y desaparece más rápidamente que en los sucios.

Si los retrovisores no están impecables imposibilitarán que tengas una visibilidad correcta de las maniobras de los otros coches y acrecentará el riesgo real de sufrir una colisión.

Interior

Si las alfombrillas del conductor están muy dañadas existe el peligro de que el calzado se atasque o de que la alfombrilla se incruste entre los pedales, con el conscuente riesgo para nuestra seguridad (especialmente si la alfombrilla no tiene fijaciones).

Además, la suciedad del interior del vehículo puede ser clave en la aparición de alergias o en su empeoramiento. Por eso, es primordial eliminar los ácaros que se quedan impregnados en los asientos o alfombrillas y cambiar con periodicidad el filtro del aire.

También es preciso hacer limpieza de objetos innecesarios que puedan estorbar dentro del automóvil y salir disparados en caso de frenazo.

Un coche sucio es menos visible

Un estudio realizado por la Comisión Europea del Automóvil (CEA) indica que los coches oscuros tienen más accidentes que los claros. ¿La explicación? Son menos visibles durante la noche y en condiciones climatológicas desfavorables.

Por eso, mantener el coche limpio optimizará la visibilidad del vehículo para los demás conductores, principalmente si brilla después de aplicarle una capa de cera protectora (te aconsejamos encerar el coche al menos dos veces al año para evitar que la suciedad se acumule en forma de  polvo, tierra, excrementos, insectos y otros agentes externos que dañan la carrocería).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies